Todavía pasan cosas así.

Sucedió no hace mucho, día de piscina y día de familia. Por desgracia, vestuarios separados: hombres por un lado y mujeres por otro; ninguno para las “personas” independientemente de su sexo pero no de su sexualidad, porque si lo que se quiere es evitar que los vestuarios se conviertan en lugares “sexuales” ¿qué ocurre con los homosexuales? Pero en fin, esa duda no me toca aclararla a mi, sólo me pasaba por aquí a comentar una anécdota un tanto surrealista para haber sucedido en pleno siglo XXI.

Un niño de no más de 6 años estaba en el vestuario masculino, y se ve que se le había olvidado algo, así que salió al pasillo y le gritaba a su madre que estaba en el vestuario femenino; al ver que esta no le contestaba, el niño alzaba más la voz, pero supongo que entre los tabiques, el hilo musical, y más que notable ruido de voces que provenía del interior del recinto la madre no se enteraba. El caso es que el pequeño, impacientado por la espera no atendida dio un paso adelante y abrió la puerta del vestuario metiéndose dentro, y al poco sale un grito del habitáculo: “¡Pero qué hace ese niño aquí!”

No tardó en salir su madre con él de la mano al pasillo mientras dentro todavía sonaban palabras de reprobación hacia la conducta del pequeño. Me fijo en la madre y mostraba sonrojo, y susurraba algo al oído del pequeño que parecía reprimenda por lo que acababa de hacer.

Al poco ella volvió al vestuario y le entregó una bolsa, y el chiquillo regresó al vestuario masculino a continuar con lo que estaba haciendo. Probablemente con la lección aprendida, y una huella en su psique que muy probablemente alterará su visión de la desnudez y del sexo que todavía desconoce.

Puede que tal vez en una sociedad donde las mujeres no pueden ni mostrar su rostro, el hecho de verlas desnudas provocase semejante reacción; pero en la sociedad europea de hoy en día, donde los pechos desnudos de una mujer habitan en las marquesinas del autobús escolar, me resulta tan exagerado el grito de la mujer desde dentro del vestuario, como el mismo hecho de que existan los vestuarios separados por sexos.

Xouba 

6 respuestas a Todavía pasan cosas así.

  1. Ivan Akirov dice:

    Primero, es un alivio recibir una nueva entrada en esta bitácora, después de tanto tiempo uno se puede asustar. Segundo, muy cierta tu apreciación, es tal vez esperable de la sociedad norteamericana o de algunas latinoamericanas excesivamente basadas en un catolicismo anticuado, pero de la sociedad europea moderna, es difícil de comprender, siempre cabría el estudio del linaje, educación y origen de los protagonistas, en todo caso, hay que pensar en esas cicatrices mentales que quedan en desprevenidos jóvenes gracias a las desesperadas actitudes de los adultos que le rodean.
    Xouba, no nos hagas esperar tanto.

  2. Pedro dice:

    Hola Xouba. Me alegro de que estés de vuelta por aquí. Llevábamos mucho tiempo sin noticias tuyas.

    Supongo que en ese vesturario de mujeres había otras señoras que no le dieron importancia a que entrase un niño de seis años. En las piscinas de mi barrio los vestuarios son abiertos y también hubo quejas, en este caso hacia los padres que entraban con sus hijas al vestuario de hombres. Recomendaron que utilizasen la primera zona del vestuario, para padres con hijos e hijas. Hay padres que así lo hacen y otros no. Yo de todas maneras nunca he visto quejas ni mosqueos por los críos, pero hay gente pa tó.

    A ver si no nos haces esperar tanto antes del siguiente post.

    Un abrazo

  3. Tania dice:

    Hola Xouba:

    Echaba de menos tus comentarios aqui, te animo a que continues aportando toda esas información tan valorada por todos los que te dedicamos unos minutos en leer tus aportaciones.

    Un saludo nudista desde Valencia

    TANIA

  4. Fidel dice:

    Me parece muy fuerte, pero hace poco se ha retirado en un pueblo español una estatua premiada en un concurso de escultura porque se le veían los genitales y era una zona donde jugaban los niños. Es vergonzoso.

    Personalmente y como reacción a este neoconservadurismo católico que va ganando adeptos hago nudismo en todas las playas españolas a las que voy: es legal y estoy hasta las narices de estos enfermos mentales.

    A todos estos enfermos mentales les recordaría que el principal órgano sexual es el cerebro y que ellos lo tienen un poco estropeado.

  5. maria gomez dice:

    En mi país,Argentina, las madres entran con sus hijos varones a los vestuarios femeninos hasta los cinco años,más o menos.Esto es en clubes o piscinas, sucede que en ellos no andamos desnudas,sino que usamos cambiadores y duchas individuales. A lo sumo se circula en ropa interior y esto es en sectores donde no acceden los menores.
    Como los hombres sí andan desnudos, en los vestuarios masculinos sólo entran niños varones.

  6. maria gomez dice:

    Sigo mi anterior hay ahora una tendencia en los vestaurios femeninos de gimnasios, donde sólo entramos mujeres, en que no se usen cambiadores y las duchas sean individuales, con o sin cortina o directamente colectivas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: