Paso a paso.

Desde hace algún tiempo (el último par de años) he decidido -y lo he cumplido- dejar mi ropa en el coche cuando me bajo a la playa. A veces voy a playas donde el aparcamiento está cerca de la arena, por lo que el paseo es breve; pero otras, el aparcamiento queda a unos cuantos cientos de metros por lo que aprovecho para hacer el camino en desnudez.

Ese comportamiento que en un principio parecía extraño a ojos ajenos, he visto con satisfacción como de cuando en cuando -menos de lo que a mi me gustaría- alguien me imita. Sin embargo, lo que en un principio era sólo imitado por algún otro chico, este verano he comprobado con satisfacción como algunas parejas ya se han apuntado a este pequeño paseo en desnudez y a extender el nudismo más allá de las orillas de las playas. Porque si en las “otras” playas mucha gente se baja a la arena con el bañador y nadie gira la cabeza para mirarlos, ¿porqué nosotros íbamos a ser distintos? (salvo en bajar incluso sin el bañador).

Incluso el pasado fin de semana, cuando mi familia y yo, portando únicamente nuestras toallas nos dirigimos hacia el lugar donde estaba estacionado nuestro coche tres chicas también se levantaron de la toalla y -al igual que nosotros, pero con su ropa también en la mano- enfilaron el camino hacia el aparcamiento, caminaban detrás nuestro a pocos metros, y al principio del camino, al poco de abandonar la arena dudaron entre ponerse la ropa o continuar; las oí hablar entre ellas. Quizás el vernos a nosotros tan confiados caminando hacia el aparcamiento les llenó de voluntad para continuar desnudas también hacia su coche.

En nuestro camino nos cruzamos con otra pareja que -con sus ropas y toallas- nos saludó, al igual que a nuestras compañeras de paseo, a las que una risa cómplice delató su nerviosismo probable ante una nueva situación.

El caso es que llegamos al coche, abrimos el maletero, y cómodamente nos vestimos. Un par de filas más atrás estaba el de ellas, que repitieron operación. Un pequeño paso más promocionando el nudismo más allá de la playa, y como una forma de vida, no como algo circunstancial de una zona o una situación. Sólo espero que ese pequeño avance se convierta en un paso más de esas chicas en la desnudez de cada día, que puedan expresarla donde y cuando ellas quieran.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: