Fotos desnudos.

Reunidos un grupo de gente, con varias mujeres y algunos hombres, sale el tema de las fotografías y de mi afición por el arte de capturar la luz. Casi todos conocen algunas de mis composiciones. No es que uno sea un artista de primera fila, pero me gusta cuidar los detalles, buscar otros encuadres, y sobre todo -creo que es fundamental para acabar teniendo buenas tomas- disparar a discreción.

Para algun@s de ell@s ya he realizado mis pinitos como fotógrafo de eventos, y han quedado satisfech@s por el trabajo (eso me han dicho, y eso han demostrado al repetir); así que, no dudan en pedirme nuevamente mis servicios para cualquier acto medianamente relevante que deseen inmortalizar. Como veo que están muy ofrecidos y solícitos, procedo a plantearles yo un pequeño favor, que sirva en cierta medida como contrapartida de esos otros que yo les hago bastante a menudo: necesito modelos.

Sin problema. Para lo que quieras. Cuando quieras. Tal y como esperaba, se ofrecen sin dudarlo, son buena gente y son buen@s amig@s. Pero tras esa confirmación inicial, empiezan las dudas y las preguntas: ¿en qué consistiría? ¿cómo se desarrollaría? ¿estudio o espacios abiertos? Les digo que en principio tengo varias cosas en mente, que abarcan distintos ámbitos, simplemente necesitaba saber si podría contar con alguien para levar a cabo alguno de esos proyectos. Para satisfacer su curiosidad les esbozo algunos de ellos, los cuales ya se rifan por participar; pero entonces llega lo mejor de la velada: en algunos de esos proyectos l@s model@s deben ir sin ropa.

Silencio. Sonrisas. Carraspeos. Me doy cuenta de que acabo de tocar en hueso, así que voy a quitar el hierro para no hacer más daño. Les informo que tanto mi familia como yo somos nudistas de siempre -aunque algun@s de ell@s ya lo saben- y que vemos e interpretamos la desnudez de distinta forma a como muy probablemente se la están imaginando. Además si hace unos minutos cuando hablábamos de otras fotos las consideraban arte, ¿porqué ahora al incorporarle personas desnudas deja de serlo? Alguien apunta que no se cuestiona si es arte o no, es el hecho de tener que desnudarse “delante” de mi (haciendo un poco hincapié en eso de “delante”). Procedo a aclarar: “para empezar no tendréis que desnudaros “delante” de mi, podréis hacerlo dónde queráis, incluso podéis estar cubiert@s hasta el momento de la toma, -como buen gallego no me resisto- ¿acaso os desnudáis “delante” del médico? Además ningún modelo está desnudo “delante” del artista, sino que está delante de su objetivo, de su pincel, o de su cincel. Creo que estáis siendo víctimas de prejuicios, y lo peor, es que me estáis enjuiciando a mi al creer que yo me “aprovecharé” de vuestra desnudez para obtener algún tipo de satisfacción sexual.”

Cortan mi discurso para justificar que no se trata de eso, simplemente que les había sorprendido mi propuesta; que no me habían malinterpretado, solo que les chocó que yo se lo pidiera tan abiertamente. De nuevo les lanzo un nuevo sablazo: “¿preferíais que os lo pidiese entre susurros y en un cuarto oscuro?”

Cuenta conmigo -dijo una de las chicas que no había entrado en el debate-. Tod@s se giraron hacia ella y se zanjó el debate cuando otra ratificando a esta dijo también: Y conmigo. Curiosamente las mujeres se apuntaron todas. Los chicos ninguno dijo nada, alguno incluso miraba de reojo a su pareja cuando confirmaba su disponibilidad.

Gracias a todas. Ya os avisaré si algún día necesito a alguien -les dije, respondiendo así a su ofrecimiento-. Pero no quería dejarlo ahí. Así que pregunté: ¿y lo chicos, no os puntáis? Las respuestas lo terminan de aclarar todo: Pues si, pero a ver… es que… ejem… ufff. Gracias también a vosotros, por vuestra “contundente” respuesta.

De nuevo las mujeres toman ventaja en la aceptación de la desnudez. No es la primera vez -ni seguro que tampoco será la última-, que me encuentro que tras las pertinentes explicaciones, derriban con mucha mejor facilidad prejuicios, tabues y mitos, que los hombres. También, pese a que los hombres presumen de necesidad de grupo, ellas son más gremiales cuando se juntan y rompen más fácilmente con lo -supuestamente- establecido.

No creo que l@s llame para realizar esas fotos. Afortunadamente ya tengo mis modelos con l@s que estoy muy acostumbrado a trabajar; aunque más que trabajar debiera decir: divertirme. Nos lo pasamos muy bien haciéndonos (me incluyo) las fotos. Sin importarnos la cantidad de ropa que llevamos encima, si la llevamos. Aunque claro, todos somos nudistas, y como siempre vamos desnudos no nos importa desnudarnos “delante” de quien sea o de lo que sea.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: