Año que va, año que viene.

Pues como es habitual en algunas bitácoras, e incluso en esta, toca hacer repaso del año que se acaba de ir; y sobre todo, propósitos para el año que entra. Evidentemente en el ámbito naturista.

A nivel particular el 2007 me ha dejado unas cuantas experiencias a repetir en años venideros. Además de incrementar mis paseos desnudos por el campo, intentaré acercar estos un poco más a zonas “habitadas”, pues aunque si bien nunca me había preocupado en exceso encontrarme con alguien durante mis paseos, siempre guardaba cierta precaución a la hora de trazar mis recorridos más que nada para no tener desagradables sorpresas y que me chafaran el día. También procuraré hacerlos en compañía, implicando a amig@s que entienden el naturismo como algo a disfrutar sólo en la playa; algun@s de ell@s ya lo han probado este año, repetirán -o eso me han asegurado-, pero no me han dicho cuando. 2008 me parece un buen año para hacerlo, sobre todo porque tiene un día más para intentarlo.

Sin lugar a dudas del año que se ha ido me quedo con la experiencia de estar desnudo en una playa ‘textil’. Todavía no lo he compartido con quien lee esto, pero no ha sido en una ocasión, ni en dos, sino en unas cuantas más. Reconozco que la primera vez me costó, estar desnudo entre tanta gente vestida, sobre todo en una playa donde decenas de personas se ubican en otros tantos metros cuadrados. Menos mal que estaba mi mujer para ‘arroparme’ y me imitó. En las demás ocasiones ya tiramos de amig@s para que nos acompañaran y nos imitaran, y la experiencia fue todo un éxito, pues hubo días en los que incluso personas ajenas al grupo terminaron desnudas como si nada. Pero todo eso se merece un artículo que en su día escribiré.

Evidentemente para 2008 y gracias a que esos primeros pasos ya están dados continuaré abriendo senda, aunque reconozco que ese tipo de ‘nudosenderismo’ por momentos, se hace más duro que el que se practica con los pies.

Tengo pendiente el participar en una carrera nudista. He visto varias fotografías, y transmiten un espíritu y ambiente únicos. La combinación de deporte y naturismo es tan buena como el café y la leche, como la energía y la libertad. Llevo años intentando hacer un hueco en mi tiempo para poder estar en alguna de esas pruebas y este año olímpico sería ideal para participar, pues la fiebre deportiva es muy contagiosa y me imagino que habrá más participación que en otras ediciones.

Y por último me gustaría regalarme unas vacaciones en un centro naturista. Poco me importa ya en cual. Poco me importa el tipo de instalación (camping, apartamento, hotel…). Lo que sí me importa es el poder estar desnudo practicamente todos los días, y si digo “practicamente” es porque en algún momento, por cualquier circunstancía siempre me tengo que poner las calzas para recordarme que no todo es desnudez.

De lo que sí estoy seguro que tanto si se cumplen estos como si se llevan a cabo otros objetivos, estas lineas darán cuenta de ello.

Xouba 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: