Cambio radical.

Ya me venían hablando amigos y compañeros de trabajo, de fragmentos de este programa que se emitían en un programa de esos que actúa con nocturnidad y alevosía (el TNT); y como la cosa de las audiencias le iba bien, decidieron convertirlo a show-patrio y hacerle el cambio a españolitos de calle, en lugar de importarlo de usamérica.

De esta forma llegan más comentarios sobre las mejorías de los que allí salían, y por supuesto, de las que cada uno -o una- se haría si tuviese su oportunidad. Después de oir toda la semana hablar del programita de “entretenimiento”, el fin de semana pasado en uno de los saltos en canal y canal me encuentro con la escenita: la presentadora “pintapelos” (ya les explicaré lo del adjetivo en otro artículo) poniendo verde a una chica, la cual no paraba de sonreir y emocionarse cuan novia hacia el altar mientras la otra comparaba su nariz con un pepino, sus pómulos con pomelos, sus dientes con asfalto y así sucesivamente. Bueno, ya sé que así exactamente no ocurrio, pero poco menos.

¡¡¿Cómo no iba a verse fea la joven?!! Indignante hasta el aburrimiento.

Abandoné la emisión y me refugié en los brazos de morfeo; hasta que al día siguiente el tema sale de nuevo en el trabajo: que si había quedado muy guapa, que ahora sí podría ser modelo, que hay que ver lo que se consigue hoy en día… ¿Y quién ha pagado todo eso? -preguntó yo-. A lo que me responden que se lo paga la productora, el ingreso en la clínica durante ¿meses?, las operaciones, los tratamientos,… ¿Y no saldría más barato -y mejor para la autoestima de la joven- pagarle un psicólogo? ¿Y retirar a la presentadora? ¿Y emparedar a los productores del programa?

La sociedad construye monstruos que devoran los rayos catódicos de la caja tonta, que a su vez continúa alimentando los seres que crea.

Llegados a este punto os preguntareis qué tiene esto que ver con el naturismo, probablemente nada y probablemente todo. Autoestima, aceptación, reconocimiento de la naturaleza humana, vernos iguales y vernos distintos, pero sobre todo ver seres humanos y no portadas de revista.

Hay quien afirma que entre los naturistas no existen complejos: falso. En una menor proporción que en la sociedad que nos ha tocado vivir, puede ser; pero de ahí, a que no existan hay un tramo, que se inicia en el momento en que como personas nos asomamos al televisor, revistas, internet,… y que termina queriéndonos parecer a los modelos que salen en ellos. Afortunadamente por el camino, los naturistas nos hemos visto desnudos muchas veces, y hemos visto a otros también desnudos, que junto con su ropa se han quitado sus complejos.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: