La pólvora del polvo.

Me voy a permitir la licencia de citarles de nuevo al blog de los naturistas brasileiros Mente Limpa – Corpo Livre los cuales siguen con su particular campaña de promoción del nudismo a través de unas fotografías publicitarias que llevan incorporado un mensaje. Las hay para todos los gustos, y con diversos mensajes, pero me quedo con una pequeña incorporación que le han hecho a todas las imágenes y que consiste una señal de prohibición sobre la palabra SWING, a los pies de esa reivindicación nos encontramos con la frase “Swing y Naturismo no combinan” (en su traducción más castiza).

La palabra “Swing” la entienden como “intercambios de parejas” en la acepción más sexual de la expresión. Y la causa de esta particular campaña ejecutada desde esta bitácora, tiene su origen en una decisión erronea (a mi parecer) de mezclar ambos modos de entender la vida y en los que se perjudican mutuamente. Sí y digo bien: mutuamente. Me explico para no dejar lugar a dudas: evidentemente el naturismo sale perdiendo, porque no todos -ni mucho menos- los naturistas practican el intercambio de parejas; y seguramente todas aquellas parejas que practican el intercambio son naturistas, así que a su manera también salen perjudicadas con esta mezcla porque se pueden creer que cualquier playa o centro naturista es un buen lugar para dar rienda suelta a su pasión encontrándose con más de una reprimenda como poco.

Dicho de otro modo, el café y la leche combinan bien; pero el café solo está muy bueno, y la leche sola casi mejor. Pero el caso del “swing” y el naturismo, es un poco más como el aceite y el agua, por sí solos también tienen muy buenas propiedades pero combinados lo único que conseguirás será estropear tanto el uno como el otro. Con esto no quiero decir que exista gente a la que le guste este tipo de cócteles, pero son los menos. Bastante menos de los que nos pensamos. Y he aquí el otro quid de la cuestión: lo que pensamos que puede ser. Y es que este tipo de “actividades” o simplemente proposiciones levantan mucho más polvo que tierra y los ojos ajenos siempre juzgan la magnitud de los ejércitos por la polvareda que arrastran tras de si, aunque sus pisadas se borren con una simple brisa.

Afortunadamente hay libertades personales que nos permiten dedicir hasta dónde queremos llegar: en política, en religión, en sociedad, o con nuestra desnudez, o con nuestra sexualidad. Luego las libertades legislativas o sociales ya nos pondrán límites, pero entre tanto no llegan o no se desarollan permitámonos vivir esa libertad personal de decisión de la forma más plena posible, sin colisionar con las de otros, ni tampoco con otras libertades, y creo que por la importancia que tienen en sí mismas, no hace falta combinarlas para demostrarnos mayores ámbitos de libertad. Dejemos las cosas como están. Sobre todo cuando levantan tanto polvo que ciegan a propios y extraños, no permitiéndoles ver quién o qué está detrás de todo eso.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: