Follartour.

Menuda palabrita, ¿verdad?. No es un invento mio, es el título de un espectáculo que recorrerá media España y parte de Portugal a lo largo de este mes; al menos, así lo anuncia el Interviú de esta semana. Y vuelve la revista en cuestión otra vez a esta página, porque una vez más la vuelven a cagar haciendo un flaco favor a la normalización del desnudo que tanto abunda en sus páginas.

Les situo. En el suplemento central de la revista, dedicado exclusivamente a temas relacionados con el sexo y en el que abundan cuerpos desnudos en cada página (sexo=desnudo la dirección de la revista no ve más allá), aparece una ¿noticia? sobre un expectáculo que llevará como nombre el título de este artículo y que versará sobre el sexo en todas -o casi todas- sus variantes: striptease, sadomasoquismo, orgias, etc. Pero me voy a quedar con el párrafo que trae a esta ¿noticia? a mi bitácora; el texto en cuestión habla de lo que se podrá ver y disfrutar como público en ese Follartour destacando como una de las ‘delicias’ que “cuenta incluso con una barra de bar nudista”. Y lo cuenta como una más de las sutilezas y delicatessen sexuales del expectáculo. ¿Pero qué tiene que ver el tocino con la velocidad?. Pues que alguien se lo explique al desafortunado redactor, o mejor, que lo lleven a un centro nudista y verá cuantas “barras de bar nudistas” se encuentra y qué poco morbo le reportan, y satisfacción sexual diría que nula.

La combinación desnudez=sexo, está llegando a una fijación por parte de esta y otras publicaciones similares; y lo siento pero no acabo de captarla. Llenan las pantallas de nuestros televisores de cuerpos desnudos anunciando cremas, yogures, productos de higiene personal y dentro de nada incluso los bolígrafos; la desnudez es más cotidiana que nunca; la sociedad ha entendido y sabe ver la diferencia entre desnudez y sexo; pero como siempre, algunos redactores (que no periodistas, porque para escribir eso no hacen falta muchas letras) se emperran en transmitir a viva voz lo que sus cerebros distorsionan. O mucho me equivoco o con el rumbo que han tomado no tardarán en publicar un artículo en el que se afirme que los médicos se excitan cuando examinan a los pacientes. Rocambolesco al cien por cien.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: