Svetta en el hotel nudista.

En la revista Interviu de esta semana las páginas centrales las ilustran con una joven, donde la belleza y la desnudez de esta junto con otras han convertido al semanario en pionero en incorporar e ilustrar artículos con fotografías ¿eróticas? (para quien le resulte erótico un desnudo, a otr@s nos resulta simplemente habitual).

No obstante esta semana me ha llamado poderosamente la atención el texto que normalmente acompaña las fotografías y donde desde la primera página atraca a los nudistas y nos pone de cara a la pared. El texto al que me refiero empieza así: “Svetta. Mi gran premio. Tuve la intuicion que este puente de mayo sería de campeonato y reservé habitacion en un hotel nudista. Necesitaba que mi cuerpo se aireara tanto como mi mente. Y que mis ojos se dieran un merecido festin”. ¿Verdad que es todo un catálogo de despropósitos?. Evidentemente el redactor pertenece al sexo masculino, y hace gala del machismo más recalcitrante utilizando como excusa el desnudo que se vive en los centros.

Pero la cosa no queda ahí. El firmante del texto continua con expresiones como: “Deseada, admirada,… sus paseos matinales eran mas seguidos por los varones del hotel que las carreras de Fernando Alonso”. Vaya, ¡como piropo no está nada mal! pero deja quedar a los “varones” que vamos a hoteles nudistas como babeantes pervertidos que buscamos una mujer con curvas en la que clavar nuestra mirada. ¡Cuánto queda por aprender!. Sobre todo a la ‘bienquerida’ prensa y sus redactores. Nunca he negado que existen periodistas con cualidades, con amor y pasión por su trabajo, pero por lo que parece esos no venden. A esos no los publican. Al menos, por lo dificil que resulta encontrarse un artículo (no ya una publicación) con un mínimo de criterio e información. La mayoría ‘amarillean’ todo lo que tocan y lo peor es que hay gente que utiliza el “lo pone en el periódico” como la solución a cualquier problema. Así nos va.

No voy a desgranar el resto de los textos, no por extensión, que además son muy breves -un redactor con pocas ideas-; sino porque son desde el principio hasta el final, un cúmulo de despropósitos contra las mujeres (las trata como objetos), los hombres (nos vende como babeantes ‘varones’), los hoteles nudistas (donde las mujeres van a exhibirse), e incluso la Fórmula 1 (haciendo un pobre símil entre el cuerpo de la mujer y la competición).

En mis años compartiendo tiempo y espacio con hombres y mujeres desnud@s me he encontrado mujeres muy bellas, que rozaban la perfección, o al menos así las veía yo. Pero nunca -y repito, nunca- me he encontrado con ‘varones’ que siguieran sus paseos con más intensidad que las carreras de Fernando Alonso. Tal vez tendremos que invitar a algun@s redactores de publicaciones a que visiten un hotel nudista, y que se den un ‘paseo matinal’ a ver cuanta gente los “sigue” tal y como ell@s se imaginan entre poluciones nocturnas. O diurnas, porque si piensa como escribe se debe pasar el día entero “polucionando”.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: