Los hombres nunca hablamos de él.

Llega a mis manos el Interviú de la semana pasada (del 6 de marzo de 2005 – nº 1505) y me encuentro -con satisfacción- con un reportaje sobre la última obra de César Saldivar. Mejicano afincado en España y que con este tercer título “Juegos de Luces (el sexo masculino en 100 imágenes)” agranda su obra como fotógrafo.

Se ofrece una muestra en un par de páginas, donde el pene es el elemento central y conductor de las fotos. El artículo que ilustra las imágenes nos da a conocer más información sobre el autor y el desarrollo de este título. Nos cuenta que muchos de los penes pertenecen a gente conocida por el público pero que prefiere mantener en el anonimato sus nombres para no restar protagonismo al tema central: el pene.

Pero me quedo con una frase pronunciada por César: “es necesario desmitificar el pene, los hombres no hablamos nunca de nuestro órgano sexual. ¿Porqué?”. Buena frase y buena pregunta para apostillarla. Aunque yo corregiría algo de ella: calificar al pene como el órgano sexual me parece excesivo, porque a lo sumo sólo ejerce esta función un 5% de las horas del día, mientras que la mayoría de las otras veces que lo utilizamos es para orinar, y casi nadie le llama órgano urinario; además como órgano sexual tendría que ir acompañado de los testículos para cumplir su función y entonces ya nos descolgaríamos aún más de la definición que el autor le da. Por mi parte lo dejaría en “genitales” o simplemente en “pene”.

Pero volviendo al artículo de Interviú y a sus fotos me quedo con la estética que ha conseguido. Blanco y negro y sobre todo la composición, ha llevado al pene al centro de la fotografía, las ha hecho amenas, artísticas, y ha alejado de su objeto retratado cualquier sensación de erotismo y/o contenido sexual.

Me compraré ese libro. Me parece lo suficientemente bueno como para enseñárselo a aquell@s que cuando en cuando defenestan y asquean los genitales (el pene), argumentando que sólo sirve para hacer “cosas sucias”. Ahora también servirá para adornar algún salón, flanqueado por un lujoso marco merecedor de esas obras de arte.

Contra la pregunta del autor “¿Porqué? (no se habla del pene entre los hombres)”, pues no me queda más que darle la razón y si bien he presenciado conversaciones sobre genitales femeninos y masculinos entre mujeres, pocas o casi ninguna entre hombres. Tal vez aún nos pesa el machismo, o nos puede el pudor. Otra barrera a derribar. Por mi parte que no quede y valga este artículo como punta de lanza.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: