Tanga.

¡¡Menuda tela!!. En cualquiera de las acepciones de la expresión, es lo primero que se me viene a la cabeza cada vez que veo un tanga en una playa. Evidentemente el tanga puede ser masculino o femenino, pero reconozcamos que el 99,99% de esta prenda son usuarias, mientras que sólamente he visto a un chico lucirlo una o dos veces; con excepción de situaciones en las que se quiere provocar la hilaridad de los que le rodean, que de estas haberlas, también haylas.

Pero a fin de cuentas, qué es un tanga más que la mínima expresión del textilismo o quizás la máxima aproximación al nudismo. Aunque en definitiva no es ni lo uno ni lo otro. Porque si el pudor, la vergüenza, o los complejos de nuestro propio cuerpo se van a ver salvaguardados por unos escasos centímetros de tela que se limitan a tapar lo que ya no se ve, lo encuento absurdo. Si una mujer (o en menor proporción, un hombre) se consideran “vestidos” con eso, ¿a qué le llaman estar desnudos?. Para los aficionados a las estadísticas, si tenemos en cuenta toda la superficie de piel que está expuesta llevándo unicamente un tanga, y la cantidad que está cubierta… evidentemente cubre más superficie una bisera que esta prenda.

Su lado bueno, o en todo caso, buen uso que se le puede dar, -y que las mujeres que conozco dan- es en aquellos ambientes donde el desnudo integral puede convertirnos en epicentro de un terremoto social. Y aquí está otra de las incongruencias del textilismo, pues en piscinas privadas y públicas, una joven no puede estar desnuda, pero sí con un mínimo trozo de tela cubriendo la parte baja de sus ingles. Y aunque much@s puedan girar la cabeza para mirarla, nadie soltará el imprudente comentario que harían si la chica estuviera desnuda.

No obstante y como caso contrario al anterior, está el uso del tanga en una lugar nudista donde por propia definición todo el mundo va desnudo, hasta que hace su aparición en escena la mínima expresión del textilismo. Y aquí, en ocasiones, también lo comprendo pues algunas mujeres en sus días más femeninos necesitan de algo que mantenga su higiene personal. O también a algunas chicas puede servirle para familiarizarse con el desnudo, pero siempre empleado el tanga como paso intermedio para el desnudo integral, no como excusa o argumento nudismo. Pero más allá de esto, me gustaría que alguien me explicara que hay de distinto entre llevar y no llevar tanga. Tal vez, y sólo tal vez, la solución a la disyuntiva sea la misma que la de llevar o no llevar gafas de sol: que las cosas se ven de otro color.

Xouba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: